KA101 Bologna – Special needs and inclusive education, the Italian experience of overcoming segregation_Last day

El último día de formación fue dedicado a la formación teórica y sobretodo a la evaluación.

Comenzamos estudiando la importancia del PEI/PDP es un documento llamado Plan educativo individualizado que permite a las escuelas actuar junto a las familias en el desarrollo educativo del alumnado con discapacidad, en este plan se describirán todas las acciones metodológicas, las adaptaciones y también los objetivos que se quieren conseguir con el alumno. El plan contiene datos personales del alumno, terapias a las que se le somete en la actualidad y un completo diagnóstico neuropsiquiátrico, un resumen de las observaciones realizadas por las profesores de soporte y por último en base a la programación didáctica se tendrá que decidir qué objetivos se van a alcanzar en tres niveles diferentes (completo, mínimo y diversificado).
El enfoque italiano de la inclusión
Como hemos ido viendo a lo largo de estos días y a modo de resumen, Italia es un país de referencia en el ámbito de la inclusión educativa. En los centro educativos como ya sabemos las aulas donde hay alumnos con discapacidad tienen dos profesores uno curricular y otro de apoyo. Los dos profesores trabajan en la misma clase en el mismo espacio físico, el profesor de apoyo es profesor de la asignatura pero se ha especializado en la atención a la discapacidad. Ellos trabajan de manera conjunta en el proceso de enseñanza- aprendizaje del grupo. Además pudimo ver diferentes formas de organizar la clase cuando concurren los dos profesores.


Por último tuvimos la oportunidad de evaluar los contenidos del curso. Personalmente ha sido muy interesante y gratificante ver como la inclusión real es posible. En líneas generales hemos podido ver cómo las escuelas se han transformado, con sus pequeños matices. Gracias a los recursos económicos y sobretodo humanos los centro educativos son un espacio común donde se atiende a la diversidad. Y no sólo eso sino que también se les ofrece una inclusión en el mundo del trabajo, algo fundamental para que la transición de la escuela al empleo no se interrumpa. Todo ello para garantizar la inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad que sería el objetivo que todos los países deberían proponerse para que la igualdad sea real entre los ciudadanos.

Nuestras despedida fue en forma de ceremonia de graduación. Gracias a Francesco por ser un estupendo formador y a todo su equipo. Y me llevo el cariño de todos mis compañeros de viaje. Agradecida a mi centro a las Hermanas franciscanas por haber podido vivir de nuevo en un ambiente europeo. Yo he sido estudiante Erasmus y es una experiencia que cambio mi vida y me enriqueció no solo de contenidos sino de experiencias vitales que me ayudaron a ser mejor persona más empatica y más tolerante.

Cerrar menú